Hoy nos toca hablar de un lugar para nada idílico. Hoy nos vamos hasta Ucrania para hablar de un lugar que no sale en las guías de viaje y que no mucha gente ha tenido el valor de visitar. Hoy vamos a hablar de Prípiat, la ciudad sin vida

Pripyat - Ukraine

Prípiat, una típica ciudad con bloques de edificios al más puro estilo comunista que se ve por toda la Rusia profunda, entró lamentablemente en la historia el 26 de abril de 1986. Aquel día, a 900 metros de distancia de la ciudad, el reactor 4 de la central nuclear de Chernobyl saltó por los aires. 31 personas murieron en el acto, y otras 60.000 murieron durante la construcción del sarcófago de hormigón que se ideó para cerrar el reactor, además de un número indeterminado (probablemente cientos de miles) que murió en los días, meses y años siguientes por toda aquella zona de Europa.

Chernobyl/Pripyat Exclusion Zone (092.8255)

La ciudad se fundó en 1970 para albergar a los trabajadores de la central nuclear y a sus familias. Se construyó con todos los servicios propios de una ciudad soviética que se precie, y estaba orientada a gente joven, pues la mayoría de los trabajadores tenían entre 20 y 30 años. También se pensó en los hijos de estos trabajadores, (De hecho, nacían una media de 1000 niños al año en la ciudad) por lo que se hicieron parques infantiles, un parque de atracciones, diez guarderías, colegios, etcétera.

Chernobyl/Pripyat Exclusion Zone (043.1687)

Prípiat se proyectó pensando en crear una de las ciudades más bellas y agradables para vivir de Ucrania, puesto que estaba en una estratégica posición geográfica, de suelo fértil, con un clima relativamente templado, cerca de una estación de tren y de una autopista, y, cómo no, junto a ella se encontraba una de las centrales nucleares más potentes del mundo. Llegó a albergar hasta 43.000 habitantes. En 1985 la ciudad contaba con un hotel, un cine, un centro cultural, una biblioteca, una escuela de arte con sala de conciertos, instituciones médicas, escuelas de formación profesional, una escuela técnica de ingeniería, comedores, cafeterías y, por supuesto, tiendas. Se pensó en que la ciudad estaba destinada a albergar unas 80.000 almas como mínimo. Por todo ello, durante su época dorada, llegó a ser conocida popularmente como “La ciudad del futuro

Chernobyl/Pripyat Exclusion Zone (035.8097)

Sin embargo, el sueño de Prípiat murió en 1986 con la explosión anteriormente mencionada del reactor nº 4. Aquello sucedió el 26 de abril de ese año, pero hasta pasadas 36 horas no se terminó de evacuar a los habitantes de Prípiat y las comarcas circundantes, unos 135.000 en total, en 1200 autobuses que les trasladaron a varios puntos del país, principalmente a la actual capital, Kiev. Tiempo después, recolocaron a todos los supervivientes en la ciudad de Slavutich, a 45km de Prípiat.

Chernobyl/Pripyat Exclusion Zone (069.8212)

¿Y que ha sido de Prípiat desde entonces? Pues lo cierto es que la ciudad ha sido saqueada una y otra vez desde el incidente, y ya no quedan muchos edificios que no hayan sido desvalijados casi en su totalidad. Al estar abandonada por completo, los edificios empiezan a sufrir el paso del tiempo. Los techos gotean, las paredes se llenan de moho y las estructuras se deterioran y derrumban. Un ejemplo de ello es un colegio de cuatro plantas que en el verano de 2005 se vino abajo. Pero lo realmente interesante de Prípiat es que fue detenida en el tiempo en 1986. Sorprenden los símbolos comunistas que existen por doquier, los escudos de la URRS y de la República Socialista Soviética de Ucrania en la fachada del edificio de gobierno o incluso los carteles que se iban a mostrar el 1 de mayo, festividad para los soviéticos, que nunca llegó.

Chernobyl/Pripyat Exclusion Zone (055.8152)

A largo plazo, la ciudad no podrá volver a ser habitada hasta dentro de varios siglos, y tendrán que pasar 24.000 años para que se elimine toda la radiación de manera absoluta. Prácticamente cualquier persona, hoy por hoy, puede entrar en la ciudad, pero se recomienda llevar un dosímetro y no quedarse de noche por la presencia de animales salvajes (quién sabe si perros o lobos mutantes). Por supuesto, sobra decir que hay que tratar de pasar el menor tiempo posible allí, pues el cuerpo estará sometido a una cantidad de radiación 1000 veces superior a la normal. Para los fotógrafos se trata de una de las mecas del Urban Decay, que viene a ser algo así como Deterioro Urbano, y que no es otra cosa que una modalidad de fotografía que se dedica a plasmar imágenes de ciudades o zonas urbanas seriamente deterioradas por el abandono humano y el paso del tiempo. De ahí que si buscáis, encontraréis montones de fotografías de Prípiat, pese a ser, cómo digo, una zona poco recomendable.

Chernobyl/Pripyat Exclusion Zone (090.8253)

Para finalizar, os recomiendo que veáis este video que resulta mucho más ilustrativo que unas pocas fotos. Es un video aficionado de un tipo que visitó la ciudad a mediados de este año.

Fuentes: Wikipedia, El País, Nosoloviajeros.com
Fotografías: @nertog, @Pedro Moura Pinheiro.