¡Hola, querido náufrago que ha llegado a esta isla aparentemente desierta! Te doy una muy calurosa bienvenida a este, parco por el momento, blog personal. Mi nombre es Eduardo Martínez Duque, conocido en internet por el sobrenombre de Dukros, y espero y deseo de corazón que todo cuanto escriba en este blog pueda resultarte lo más interesante posible.

Antes de nada, estarás preguntándote, ¿Qué es eso de Alóngate?. Si, como yo, vives en las islas Canarias, la palabra debería serte bastante familiar. Si no es así, deberías hacértelo mirar. No busques en la RAE, la palabra alongarse en canarias no tiene el mismo significado que en el español antiguo. Alongarse, para los canarios, consiste en “asomarse demasiado”. Es decir, asomarte más de la cuenta por una ventana o por encima de una barandilla con el evidente riesgo que ello conlleva. Los que pasamos la infancia en las islas nos la conocemos muy bien, pues “Niño, ten cuidado, no te alongues” era una frase recurrente de esa madre protectora que todos tuvimos.

Ahora bien, ¿por qué uso Alóngate como título para mi blog? Pues por tres razones. Una, por hacerle un guiño a ese castellano cargado de francesismos, mozarabismos, catalanismos, italianismos, americanismos y sobre todo portuguesismos, que hacen del léxico canario un popurrí de lo más divertido y entrañable. Dos, porque “Alongarse” implica movimiento, dinamismo, riesgo, y de paso no resulta muy extraña en el oído ajeno de otros rincones del país (Hay palabras canarias como guachinche, atarjea, rebenque, escabel, enyugar o cachivache que pueden resultar mucho más chocantes). Y por último, porque en este blog nos vamos a alongar al mundo. Nos alongaremos a sus maravillas, a sus detalles, a sus curiosidades, a su sorprendente pasado.

Digamos, en definitiva, que en Alóngate nos vamos a asomar más de la cuenta.

Sin más, espero que seáis pacientes. Trataré de recompensaros con nuevas perlas que, este joven curioso que os habla, os traerá recién salidas del horno, listas para tratar de arrancaros una sonrisa… o un respingo.